miércoles, 20 de junio de 2012

Lo que dura un Beso

"Lo que dura un beso" Alberto García Álix
"Lo que dura un beso" Alberto García Álix
Me encanta la foto de García Alix por su encuadre, por su luz, y sobre todo por su título. Ese momento de inspiración ha dado lugar a un título que es pura poesía.

Miradas curiosas que se nos escapan por la ventana; momentos de intimidad que dejamos filtrar a través de las cortinas; discusiones que escuchamos sin querer a través de paredes demasiado finas. Son momentos en los cuales volvemos a ser conscientes de que tenemos vecinos, personas que viven a nuestro alrededor, sus pequeños universos alineados en torno a astros para nosotros desconocidos. 

La_colmena_Naiara Briones



 Con sus problemas, sus alegrías, sus complicidades, sus curiosidades. Son personas ajenas pero cercanas, que están ahí, cuyas vidas se desarrollan cerca de la nuestra, pero sin llegar a interferir, a colisionar o unirse del todo en la mayoría de los casos. Son muchas las series de televisión, las historias, las novelas que giran alrededor de las relaciones vecinales. En las grandes ciudades se erigen cientos de edificios con más de diez plantas, que albergan a miles de personas en su interior. Historias comprimidas en enjambres, en colmenas, como las vio Cela; en espacios reducidos que se alzan a cientos de metros del suelo.  Cuando cae la tarde y se encienden los ojos de los edificios, vemos pequeñas escenas, destellos de la cotidianidad, que nos recuerdan lo parecidas que son nuestras vidas, lo mucho que tenemos en común, aunque nos empeñemos en querer ser tan distintos. Hacer la cena, poner la mesa, leer un libro tranquilamente a la luz de una pequeña lámpara en el salón, ver un rato la televisión antes de caer rendido a la cama después de un día agotador. Retales de vidas que se escapan por las ventanas y nos llegan para recordarnos que no estamos solos. Vamos avanzando en una marcha acompasada por esta vida, que no sabemos hasta dónde carece de sentido o hasta dónde es un plan perfectamente diseñado.
La Colmena_Naiara Briones

Estos momentos de intimidad compartida han sido motivo de inspiración para muchos artistas, y cómicos. ¿Quién no ha leído 13, Rue del Percebe y se ha reído con las hilarantes historias de sus entrañables personajes? Yo esperaba con gran expectación el fin de semana cuando mi padre compraba el periódico, y podía coger el suplemento infantil donde venía este cómic que me encantaba.  Creo que en un momento o en otro todos nos hemos topado con series como “Aquí no hay quien viva”, “Aída”, “La que se avecina” o  “Mujeres desesperadas” y hemos pasado un buen rato con las enrevesadas y cómicas situaciones.
13 Rue del Percebe
Tengo una camiseta que me regaló mi amiga Sofía hace tiempo en un cumpleaños, y me gusta porque me recuerda a esas conexiones latentes que tenemos con nuestros vecinos cercanos. Siempre le he tenido especial cariño a esta  prenda. Tiene una mirada tierna e inocente sobre el tema. La camiseta dice: "Pide un sueño", y cada personaje, desde su rincón del mundo, asomado a una ventana, comparte un sueño. "El chico del ático sueña que un día podrá volar. Ella sueña con un mundo perfecto. La chica del segundo sueña con su príncipe azul. El chico del segundo sueña con la chica del segundo. El del primero sueña con un coche nuevo. La chica del primero sueña con un par de zapatos".


Me recuerda a la visión del mundo de Amelie Poulain, que descubre los secretos mejor guardados de un adulto que una vez fue un niño soñador, metidos en una caja de metal. Descubre los sueños del que una vez se refugió en la misma casa que ella mora en ese momento. Guiada por un impulso, decide encontrar a ese hombre, y devolverle sus sueños. La grata sensación que le produce esta hazaña, hace que decida hacer feliz con pequeños gestos a todos los que la rodean, averiguando y cumpliendo las pequeñas ensoñaciones de las personas que viven en su edificio o con quienes trabaja. Así, llena de ilusión, y de ganas de hacer más felices a los demás, Amelie encontrará el amor. Si hay alguien en este mundo que no haya visto esta película, le recomiendo que la vea. Al terminar, al menos por un rato, verá a los demás con otros ojos. Les verá como personas que ansian, que aspiran, que quieren, que se ilusionan, que intentan, que a veces consiguen, que otras veces no consiguen. Personas a las que, con un pequeño gesto, podemos hacer un poco más felices. Sólo tenemos que pararnos a pensar por un momento en "lo que dura un beso".

1 comentario:

Georgea dijo...

Una pasada de blog! muy interesante, sabe ste sigo porque este tipo de blogs son los que de verdad te pueden llegar a sorprender cosas. un beso, ven a verme! mua