miércoles, 23 de enero de 2008

Secretos



"El engaño forma parte de la vida y debe uno tener la posibilidad de ponerlo en práctica"

Así reza un artículo escrito por Javier Marías. Pienso que hay tanta verdad en esas palabras, que se me ponen los pelos de punta. Cada día es más difícil salvaguardar la intimidad personal, huir de la mirada indiscreta de los demás, saberse libre del control de nadie. Lo peor de todo, es que somos nosotros mismos quienes vendemos a precio de costo lo más valioso que tiene el ser humano: el secretismo; la bendición de ser uno mismo en la más absolutamente remota de las situaciones, sin que nadie pueda ni deba dar cuenta de ello.
"¿Dónde estabas ayer? Te estuve llamando ál móvil, y no me cogías"... Bueno, pues si no te cogía, a lo mejor es porque no me apetecía contarte dónde estaba, o aun mejor, quizá es que no me apetecía hablar contigo. Me apetecía estar "por ahí" con quien fuera haciendo lo que fuera. Siempre tiene que haber secretos inconfesables para con uno mismo. Esos "s.s.b." (secret single behaviors) que ensalzaban las protagonistas de "Sexo en Nueva York". Y este secretismo incluye el poder estar donde a uno le apetezca en cualquier momento sin que nadie más tenga por qué poder localizarnos. Efectivamente, hemos vendido nuestra intimidad por una supuesta mayor seguridad, que realmente no llega... ¿Alguien se siente más seguro por estar localizable a todos los niveles constantemente?
Estoy de acuerdo en reivindicar la distancia y el espacio personal que nadie debería de invadir. Cada día admiro más a las personas que se escapan del imperio del teléfono móvil y huyen de las videocámaras, pues no hacen si no lanzar un grito en pos de su libertad individual.

4 comentarios:

Pablo Sola dijo...

Hola!!!me mola un huevo esa foto/ilustración...cuelga más de esté proyecto que tengo ganas de ver lo nuevo que haces...y a ver si quedamos por madrid para irnos de fiesta!!!talue!!1kiss

...nai... dijo...

Pablo!!!me he dado hoy una vueltita por tu blog, y me has dejado boquiabierta, niño... joe! estoy muy orgullosa de ti!
esas fiestas están hechas!!! hay que darse un garbeillo por la noche madrileña... hablamos!! un besazo enorme!

Megui Hernández dijo...

Me encanta esta foto!!. LA verdad es que con cada imagen me sorprendes más.
Que pena que no me pueda apuntar a esa fiestita por Madrid. Otro plan sería que ustedes vinieran a los Carnavales a Gran Canaria!!!.
Muchos besos mi niña!

Peiboletta dijo...

Paseando por el extraño mundo del internet, más extraño es cuando se vive en un país con difícil conexión, siempre que puedo me bajo de la bici y aparco un ratito en tu blog, sabias palabras las de esta mujer hecha y derecha, que siempre sonríe y nunca anda a la pata coja. ¿cómo te va? es lo primero que me gustaría saber, yo sigo comiendo arroz con frijoles y bailando al son del ron, pero contento y productivo, trabajando y aprendiendo que la vida no son solo camaleones rosas. Sin móvil y saltando a la comba, imaginando ser lombriz y disfrazándome de estiércol, contento a veces, triste otras, pero siempre duchándome sentado, hay cosas que no cambian. Me gusta mucho todo lo que pones en el blog Nai, son verdades como koalas con chancletas, clarividente como la que más, y de las fotos ni te cuento, podrías colgar más y más y así yo tener orgasmos cibernéticos, que son los menos cansados pero al mismo tiempo los más peligrosos por aquello de juntar electricidad con líquidos que salen del cuerpo de uno mismo. Ya me estoy desviando, siempre me pasa igual, lo dicho guapetona, sigue así, que desde muchos kilómetros de distancia consigues que un miope como un servidor vea más claro que nunca. A cuidarse mucho y a escuchar a Leonard Cohen en días de lluvia. Un beso enorme. Lé Pabló